Categorías
Ciencia

Niño genio demuestra que Stephen Hawking estaba equivocado

El universo tal y como lo conocemos y su creación durante miles de años ha sido tema de gran debate.

La mayoría de los científicos creen que la mera existencia de Dios simplemente no está allí. Stephen Hawking, por ejemplo, ha declarado que Dios no existen y por lo tanto no es real.

En cuanto a sus creencias Hawking escribió:

Mucho antes de entender a la ciencia en la actualidad, era natural creer que Dios creó el universo, pero ahora, la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir con ‘conoceríamos la mente de Dios’ es que sabríamos todo lo que dios sabría si hubiera un Dios, pero esto no existe, además Soy ateo.

El prodigio de 11 años:

El mundo científico puede sentirse impulsado en la actualidad a seguir la creencia de Hawking, ya que no hay evidencia concreta que pruebe la existencia de Dios.

Pero un prodigio de 11 años, llamado William Maillis, afirma que Hawking está equivocado, y tiene una razón bastante sustancial detrás de su opinión científica aparentemente impopular.

Veamos primeramente que William Maillis es muy religioso, con una profunda fe en Dios bastante comprensible considerando que es el hijo de un predicador y también ha sido certificado como un genio, un título que fue oficializado por Joanne Ruthsatz, psicóloga de la universidad estatal de Ohio.

Sin lugar a duda está bien merecido tomando en cuenta que cuando Maillis tenía siete meses de edad estaba hablando en frases completas, y sólo meses más tarde la adición de números, y por dos años de edad podía hacer la multiplicación.

Después fue graduado de la escuela secundaria a la edad de nueve años y se convirtió en el más joven graduado del colegio de san petersburgo en julio de 2018. Maillis ahora tiene su mirada puesta en convertirse en un astrofísico.

Es la planeado utilizar sus capacidades mentales y su amplia inteligencia de la ciencia para probar de una vez por todas que Dios realmente existe.

En conclusión:

El niño genio Maillis, ya sea errado o acertado, pronto será un elemento indispensable en el mundo científico. Y es muy probable que esta no sea la última vez que desafíe a las mentes de las ciencia tradicional y moderna.

Vía: Sciencetimes.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *