Categorías
ENTRETENIMIENTO

5 Razones porque al hombre le gusta y la mujer detesta la intimidad por la parte de atrás.

Mucha gente dice que todo limite desaparece en la intimidad, pero también hay que respetar los gustos de cada uno. Uno de los temas más confusos y polémicos en las parejas está detrás del acto intimo.

Pero hoy, en esta sección de trivia, vamos a contarte 4 razones por las que a las mujeres no les gustan la actividad intima trasera. Sin más preámbulos, veamos de qué se trata.

Poco a poco, el sexo anal se está convirtiendo en una práctica común entre las parejas. ¿Puede lastimarte? ¿Es posible con ese sexo un orgasmo femenino? Encontramos las respuestas a estas preguntas.

La intimidad por atrás es un tema algo tabú, aunque la práctica en sí es cada vez más popular. Las estadísticas muestran que este tipo de sexo lo practican mayoritariamente parejas menores de 45 años. Según las encuestas, el 36% de las mujeres y el 44% de los hombres juegan juegos anales con una pareja del sexo opuesto.

No piense que:

Este tipo de intimidad se limita a la penetración a través del nepe; esto puede incluir dedos, lengua, juguetes sexuales (por ejemplo, vibradores, consoladores y tapones). Además, no es raro que un hombre albergue relaciones heterosexuales (aunque es un área grande de silencio dada la cultura carcelaria homofóbica de nuestro país).

Pero esta práctica requiere más planificación, preparación y comunicación que muchas otras formas de actividad sexual. La seguridad debe ser una prioridad, tan importante como la diversión. Entonces, ¿qué riesgos para la salud pueden ocurrir al tener sexo anal? Separemos el trigo de la paja y los mitos de la verdad.

Mayores riesgos de infección bacteriana:

Seamos realistas, el ano no está hecho para el sexo. Fisiológicamente es una calle de un solo sentido.

La parte intima de la mujer tiene un revestimiento grueso y elástico (diseñado para estirarse durante las relaciones penovaginales o el parto). Los tejidos rectales son más delgados y menos elásticos, casi desprovistos de lubricación natural, lo que significa un mayor riesgo de lesión. Y cualquier grieta, rasguño o irritación por frotar es una puerta abierta a las bacterias patógenas.

¿Cómo reducir el riesgo de infección bacteriana?

Preparación, preparación y más preparación.

  • Use un lubricante a base de agua para minimizar la irritación y las lesiones por fricción.
  • Cambie los condones si va a cambiar de sexo anal a sexo vaginal para evitar la «polinización cruzada» de cultivos bacterianos.
  • Progrese estirando lentamente el esfínter y agregando lubricante constantemente. Nunca hay demasiado lubricante.
  • Disminuya la velocidad o deténgase por completo si su pareja siente dolor o malestar.
  • No use espermicidas durante el sexo anal (incluidos los condones espermicidas), ya que pueden aumentar el riesgo de irritación de las membranas mucosas.

Via: www.goodhouse.ru Traducido por: Davis Plasencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.