9 Formas que te ayudarán a reducir el estrés de manera rápida.

¿Te sientes estresado? ¿Buscas la manera de lidiar con eso? Aquí te presentamos formas reales y comprobadas científicamente de salvar sus niveles de estrés rápidamente. El estrés puede abrumarte en cuestión de segundos, situaciones como: el caótico tráfico, la rabieta de tu sobrino, un amargado compañero de trabajo, y así la lista sigue. Manejar el estrés es importante para su salud mental y para la salud de su corazón.

¿Y no crees que sería genial desestresarte lo más rápido posible y poner tu sistema nervioso en un estado tranquilo? Con estos consejos podrás hacerlo posible. Veamos qué señala la ciencia:

“Caminar”,: Tan simple y natural:

Para reducir tus hormonas del estrés, la clave es caminar 30 minutos con una frecuencia mínima de 2 a 3 veces por semana en un lugar que te brinde una percepción de naturaleza, incluso si es un entorno urbano, tendrá el mismo efecto, señaló una investigación de fisiología de 2019. Al salir, hazlo sin estar pendiente de las redes sociales u otros asuntos, concéntrate y disfruta del momento, y de seguro la principal hormona del estrés del cuerpo, su cortisol, disminuirá considerablemente. Y si no es factible o no le apetece caminar, también puede sentarse y tendrá un similar efecto calmante.

Aprende a respirar profundamente:

Seguro has escuchado decir que el cerebro tiene el control en nuestro cuerpo, y eso no es tan distante de la realidad; según un estudio publicado en la revista académica Fronteras en Psicología revisado por pares, su cerebro envía mensajes a su cuerpo para reducir su frecuencia cardíaca y su presión arterial, generando un estado de calma. Esta técnica parece simple pero no dude en ejercerlo cuando lo necesite para cambiar como se siente.

Realizar ejercicio:

Entonces, si bien podemos reducir el estrés, es imposible eliminarlo, precisa la AADA (Asociación de Ansiedad y Depresión de América). Sin embargo, mantenerlo en un mínimo nivel es posible. Según la Escuela de Medicina de Harvard, un método probado para reducir el estrés es el ejercicio, que disminuye las hormonas del estrés y estimula las sustancias químicas para sentirse bien (las llamadas “endorfinas”).

Cuando las hormonas del estrés afectan las conexiones nerviosas del cerebro, este envía señales al resto del cuerpo que pueden perjudicarlo negativamente. No es necesario que se inscriba en el gimnasio, compre equipos caros o pague un personal trainer, basta con hacerlo en su casa y buscar una guía en internet que se ajuste a su realidad. Es cuestión de voluntad y compromiso. ¡Así que, anímese hacer ejercicio!

Prueba la meditación:

Existes muchos estudios que demuestran que la meditación reduce el estrés, la ansiedad y la depresión, porque entrena a tu cerebro para estar tranquilo y concentrado. Puedes buscar en internet la guía para hacerlo. Organice un lugar y hora para su meditación, poco a poco le será más fácil lograr meditar.

¡Reir! es la mejor medicina:

La risa es verdaderamente la mejor medicina natural, porque al reírnos reducimos los niveles de cortisol y aumentamos la liberación de endorfinas de nuestro cuerpo para sentirnos bien, indica Help Guide, una organización sin fines de lucro de salud mental y bienestar. Si no tienes ganas de reír cuando estás estresado intenta ver o escuchar algo divertido, también la risa autoinducida y auto simulada sirve.

Juegue con su mascota:

En una investigación de universitarios de 2018, descubrieron que pasear a un perro reducía significativamente el estrés. Otra investigación, publicada en Fronteras en Psicología, encontró que los veteranos experimentaron una reducción del estrés y otras mejoras de salud mental después de recibir perros de servicio. Si no tiene un perro, vaya a un refugio, o mejor aún, sea voluntario en un refugio. Experimentarás un alivio constante del estrés.

Date un tiempo para dormir:

Con tan solo tener una siesta de 30 minutos se puede mejorar la salud, el estado de ánimo y la creatividad, señaló un estudio realizado por la Universidad de Sorbonne. Otro estudio encontró que una siesta de 45 minutos disminuía la presión arterial mientras combatía el estrés psicológico.  

Buenas acciones:

Las buenas acciones no tienen por qué ser un sacrificio para usted, desde acciones sencillas como felicitar a alguien por su atuendo o sus logros, hasta dar donativos generaran que se sienta bien consigo mismo. Un estudio en la Revista estadounidense de salud pública descubrió que ayudar a los demás reduce el estrés y puede prolongar su vida.

Beba suficiente agua:

De acuerdo con un estudio de la Revista de neurociencia, el estrés puede ser simplemente una respuesta a tu estado de hidratación. Se trata de la evolución, si recordamos los primeros humanos tenían prisa por encontrar agua y comida, e incrementaba sus niveles de estrés. Actualmente, eso no suele ser un problema, así que procure beber suficiente agua para que su cuerpo y mente se mantenga en calma.

Elaboración: Alexia C. Diseño e imagen: Walter Plasencia. Fuente Referencial: www.thehealthy.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies